BODEGA VILLA BORJAS

Somos un microempresa familiar, que elaboramos nuestros vinos desde el terruño, es decir, desde la selección de las estacas para los barbechos, la elección del mejor lugar para implantar las vides hasta la puesta en botella, vestido de la botella y venta.

Nuestro concepto es el de lograr la genuinidad de nuestro producto con técnicas amigables con el medio ambiente, usando las tecnologías de producción de vides como el riego por goteo, la ferti-irrigación con nutrientes bio-recuperables y la producción de vinos con tecnologías de frío, acciones enzimáticas y levaduras seleccionadas, pero siempre manteniendo la genuinidad del vino en forma artesanal.

Para ello nuestra familia trabaja en forma personal, siendo Francisco Bustos (Pancho) y Mauricio Bustos los encargados de los trabajos de campo y de producción vitícola y vinícola; Maria Dolores Bustos encargada del Marketing y Comercialización y Maria Eugenia Zakalik encargada del sector contable y financiero. Solo contamos con dos colaboradores, uno en la finca y otro en la bodega y en épocas de poda y vendimia a través de contratación de servicios eventuales

El concepto es llegar al consumidor en forma directa a través de venta electrónica o por el canal "de boca en boca" ya que nuestro stock no supera las 10.000 botellas al año y con eso logramos reducir los costos de la cadena de comercialización y marketing que hacen mucho mas caros los vinos de bodegas tradicionales de similar calidad.

MALBEC

¿Qué decir de un francés que vino a la Argentina hace más de 160 años invitado por nuestro comprovinciano Sarmiento y hoy es más Argentino que el dulce de leche, que es por demás hospitalario, que te invita a beber sus jugos de ciruela y sus higos secos, que te sienta a compartir un asado a las llamas y hoy no se saca su bombacha de campo Argentino, su ristra en la cintura y su boina?

¿Qué decir de su amable abrazo, de la textura de su camisa de algodón rústico que te limpia el paladar de la grasa de esa jugosa carne que te invita?

¿Cómo no dejarse llevar por ese suave mareo que nos producen sus dulces aromas de fruta en una paila de cobre?

La mayoría de sus parientes se quedaron en Mendoza.

Éste eligió la tierra de su anfitrión – Don Domingo Faustino Sarmiento - , y en esta tierra extrema, en el suelo arenoso de Huanacache fue recibido por los Bustos Zakalik y ¡Su expresión es enorme!

La mayoría de los asados argentinos son muy buenos, pero la Punta Espalda Sanjuanina y éste Malbec, son únicos.

Villa Borjas - Malbec

$333,33 $300
Villa Borjas - Malbec $300

BODEGA VILLA BORJAS

Somos un microempresa familiar, que elaboramos nuestros vinos desde el terruño, es decir, desde la selección de las estacas para los barbechos, la elección del mejor lugar para implantar las vides hasta la puesta en botella, vestido de la botella y venta.

Nuestro concepto es el de lograr la genuinidad de nuestro producto con técnicas amigables con el medio ambiente, usando las tecnologías de producción de vides como el riego por goteo, la ferti-irrigación con nutrientes bio-recuperables y la producción de vinos con tecnologías de frío, acciones enzimáticas y levaduras seleccionadas, pero siempre manteniendo la genuinidad del vino en forma artesanal.

Para ello nuestra familia trabaja en forma personal, siendo Francisco Bustos (Pancho) y Mauricio Bustos los encargados de los trabajos de campo y de producción vitícola y vinícola; Maria Dolores Bustos encargada del Marketing y Comercialización y Maria Eugenia Zakalik encargada del sector contable y financiero. Solo contamos con dos colaboradores, uno en la finca y otro en la bodega y en épocas de poda y vendimia a través de contratación de servicios eventuales

El concepto es llegar al consumidor en forma directa a través de venta electrónica o por el canal "de boca en boca" ya que nuestro stock no supera las 10.000 botellas al año y con eso logramos reducir los costos de la cadena de comercialización y marketing que hacen mucho mas caros los vinos de bodegas tradicionales de similar calidad.

MALBEC

¿Qué decir de un francés que vino a la Argentina hace más de 160 años invitado por nuestro comprovinciano Sarmiento y hoy es más Argentino que el dulce de leche, que es por demás hospitalario, que te invita a beber sus jugos de ciruela y sus higos secos, que te sienta a compartir un asado a las llamas y hoy no se saca su bombacha de campo Argentino, su ristra en la cintura y su boina?

¿Qué decir de su amable abrazo, de la textura de su camisa de algodón rústico que te limpia el paladar de la grasa de esa jugosa carne que te invita?

¿Cómo no dejarse llevar por ese suave mareo que nos producen sus dulces aromas de fruta en una paila de cobre?

La mayoría de sus parientes se quedaron en Mendoza.

Éste eligió la tierra de su anfitrión – Don Domingo Faustino Sarmiento - , y en esta tierra extrema, en el suelo arenoso de Huanacache fue recibido por los Bustos Zakalik y ¡Su expresión es enorme!

La mayoría de los asados argentinos son muy buenos, pero la Punta Espalda Sanjuanina y éste Malbec, son únicos.